domingo, 4 de septiembre de 2011

Fauna cadavérica


La noche está en pañales y ella lo agarra y no lo suelta ( ella es mayor, el es normal).
Otra mujer exhibe impúdica sus muslos, gordos, rosados.
Dos hombres opulentos, canosos, orondean a dos mujercitas del adiós que se contonean frente a ellos, mientras piden mas Baron B y mousse de chocolate.
En el escenario el cantante les dice que van a hamacarse baby.
El calor aprieta, y el mozo, sólo desea que todo esto termine, para fumarse un porro en la terraza, acariciar al perro. Y dormir.