jueves, 22 de septiembre de 2011

Yo tuve la mejor



Lleva en la mano una sola flor. Blanca. La huele y sonríe. El es tan joven.
Le tira un beso.
El 12 arranca veloz y apenas deja de divisarlo. Deja la rosa en el asiento. Y se baja Córdoba, donde la espera su otro admirador.