martes, 1 de noviembre de 2011

La casa de Bernarda

"-¡Mal dolor de clavo le pinche los ojos!"

Y Federico suelta una carcajada, aferrando su copa de manzanilla.
- ¡Cómo se te ocurren esas cosas!
Sus amigos se ríen con él.
Maldita vieja homofóbica, quedará eternamente oscura y amargada. Ella, sus hijas y la Poncia.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

I like it very much indeed. google

Barracuda dijo...

Thanks!