viernes, 28 de diciembre de 2012

Acerca de los destinos insospechados


Como un soplo, como una lluvia

como un rayo una luna

oxigenaras, 
mi vida hasta estallar
es que siempre estarás
siempre estarás en mi. “ ( L. A. S.)

Nunca pensaste que podías ser río.
Pero río de verdad, con las consecuencias del caso.
Parte de su lecho, confundido entre las piedras, las piedritas, algún yuyo que crece por ahí.
Parte del viento que gira a horas del mediodía y te eleva entre los cerros.
Para cantar siempre.
Para irte y venir cuando se te diera la gana.
Para mojar los cuerpos calurosos, y, de paso, espiar entre las polleras de las mujeres.
Nunca pensaste que podías ser río.
O sí.
(“Barro, tal vez”, Barrientos)

domingo, 23 de diciembre de 2012

Acerca de las formas de la amistad


Sin duda, lo mejor cuando estábamos juntos, era darnos aliento para hacer lo que realmente se nos daba la gana. Así,  se nos cantaba cruzar la ruta para comprar el pan tira más rico, preparar una sopa de tomate, leer Gramsci en medio de una plaza, o,simplemente fumar  y reírnos hasta que nos doliera la barriga.
La idea era vivir de la forma más cercana posible a nuestros deseos, con las limitaciones del caso. Pero sentarse en un banco a mirar personas era, por ejemplo, un buen plan. Como también lo era construir un techo para los gatos, comer pizza a diario, o cortarse el pelo en medio del campo.
Nadie entendía nuestra amistad y a nosotros nos importaba un carajo.
Muchos decían que perdíamos el tiempo, pero ambos sabemos que lo que hacíamos era ganarlo. Cada minuto disfrutado era una de las maneras de torcerle el brazo al destino, y, de alguna manera, mojarle la oreja a la muerte.

jueves, 20 de diciembre de 2012

Armagedón urbano

Y el día se convirtió en noche.
Y ella saca un rosario del monedero. Tiene la certeza de que es el último día. Desde el asiento del atrás del bondi canta a voz en cuello, segura del amor de su dios y del espíritu santo.Algunos pasajeros suben el volumen de los auriculares, otros, se santiguan. Pero nadie se libra de su advertencia: arrepentirse del odio, agradecer al amor.
La Plaza Constitución la recibe en medio del diluvio.

sábado, 1 de diciembre de 2012

Tentaciones divinas


De su agenda se derraman mujeres.
Rubias, morochas, pelirrojas.
Delgadas como juncos, exuberantes como tortas de crema, torneadas como muebles antiguos.
Jóvenes púberes, muchachas ojos de papel, damas y señoras.
Cada mañana lucha en vano contra sí mismo, intentando que no se salgan de los renglones de su libreta. Pero las féminas insisten, y si una de ellas le golpea el hombro por la calle, casi sin quererlo le estará tomando delicadamente la mano y le preguntará, con ese gesto, qué desea.
( Este es el juego, de seducción.  G. S)

jueves, 22 de noviembre de 2012

Fugacidad del amor


( "esto es efímero, amor efímero"I.S)

El amor, casi siempre, dura el breve aleteo de una mariposa
el aroma de una magnolia
el sabor de un mate recién hecho
un trago de buen vino
una mirada perdida entre las caras
el color de la tarde
esta breve canción que está sonando
la levedad de una caricia
Y se diluye entre las gotas de la lluvia,
esperando por más.

( "pero te creo" I.S)

martes, 13 de noviembre de 2012

Hombre que observa a una mujer que duerme


Una mujer duerme en el cuarto contiguo.
Él se levanta y busca un vaso de agua en la oscuridad  tan solo para contemplarla. Quisiera acariciarle el pelo, la sonrisa, pero no puede. Y, con la débil luz del refrigerador, se limita a observar las curvas que se insinúan bajo las cobijas.
Se retira a su habitación y se permite soñarse acompañado, oliendo el perfume de esa piel trajinada pero dulce. Y esa noche es más feliz que otras.

lunes, 5 de noviembre de 2012

Los horribles

Los que no tenemos la belleza al alcance de los ojos aprendimos otros modos de sentirnos bellos. Y la hermosura se transmite en las palabras, las miradas, los gestos.
Los horribles entendimos que puede encontrarse lo maravilloso en los ojos de un pájaro,en las formas de una nube o en la estridente voz de un vendedor ambulante. 
Porque encontramos agradable un abdomen hinchado, narices prominentes, arrugas y canas, cabezas sin cabellos y ojeras pronunciadas es que los bellos se preguntan cuál es nuestro misterio. Pero no pasarán, no les permitiremos el ingreso a nuestra fantástica muchedumbre.

(...Soy perfectamente capaz de soportarles una nariz que sacaría el primer premio en una exposición de zanahorias; ¡pero eso sí! —y en esto soy irreductible— no les perdono, bajo ningún pretexto, que no sepan volar. Si no saben volar ¡pierden el tiempo las que pretendan seducirme!. ..Oliverio Girondo)

viernes, 2 de noviembre de 2012

Poseída de Poseidón

Vaya a saber qué dios escandalizado decidió congelarle el alma.
Vaya a saber cuál  rayo misterioso hoy no anidó en su pelo.
Vaya a saber si esos enanos malditos decidieron nublarle los sentidos por un rato.
Vaya a saber cuándo, cómo y bajo qué condiciones  le levanten la prohibición de amar.
(... y quien detenta su poder será nomás lo natural o la mandrágora?...L.A.S)

lunes, 22 de octubre de 2012

Atrás (de un vidrio)


Dos muchachas se acarician en la fila del supermercado.
En un rincón, el vendedor se pega un saque y sigue.
Los perros de la cuadra persiguen inútilmente un auto.
Un hombre desde un celular, escribe que la ama.
Una mujer  detrás de una pantalla, estalla en llanto.

( "Pero no, mejor no hablar de ciertas...cosas" L.P)

lunes, 15 de octubre de 2012

Fina ropa blanca

Ella  sacaba las sábanas blancas, respirando el perfume del amor pasado, despojándose de los resabios de los cuerpos.
En el vaivén de las telas, la atmósfera se llenaba de soles, de risas perdidas, de miradas incandescentes.

Un mate tibio le acerca la mañana. ( "y acaso las sombras huyan..."). Y ella reía.

jueves, 20 de septiembre de 2012

Striper


Presa de las prendas, saca presurosa los zapatos, las medias, los jeans, la remerita, los calzones y el opresor soutien. La piel tiene otro aire, el pelo se arrebata, estrella de miel.
La libertad es, a veces, andar desnuda, saber que nadie la ve, salvo la mujer que sonríe del otro lado del espejo.
( "y es tan biutiful, como lo soñé" G.C)

domingo, 16 de septiembre de 2012

Giros


El mundo fue otro cuanto el señor Copérnico dijo que la tierra no era el centro del universo.
Había otros planetas con sus órbitas, sus giros y sus estados de cosas.
Para muchos fue insoportable, tanto, que tan sólo pensarlo era herejía y costaba la vida misma.
Cuando esa tarde esa luna decidió no andar orbitando en planetas ajenos,  el microcosmos entró en tormentas.
Y ante tal osadía, decidieron que, orbitara solita, que se las arreglara.
Cuentan desde otras galaxias, que ella gira y gira. La miran bailar sin atreverse a acompañarla en la danza, esperando que se canse y que vuelva, les dé palmadas en los hombros, los empuje a moverse, los aliente, les halague sus cabriolas astrales. Y de paso, les cebe unos mates.

( "Giros, todo da vueltas. Casi ni se nota" F.P)

domingo, 9 de septiembre de 2012

En el nombre del padre

Ante la negación del nombre de su padre, varios notables - hombres sensibles de este mundo-  decidieron presentarse en el conventillo de la calle General Urquiza y encargarse del asunto.
Fue así que el propio Roberto Arlt, le sugirió que sería un honor ser su tocayo.
Luego vino Spilimbergo, Marechal, el propio Sarmiento, Modigliani  y Nicolás Guillén. Reclamó un espacio Vivaldi y le fue dado, así como a Jorge Cafrune y a Gauguin. Se presentaron Mariátegui, Fanon, Fidel Castro, Gatica y José Hernández.
Definitivamente, el consagrado fue Martínez Estrada.
No había rivalidades entre estos hombres que poblaron la vida de Roberto, mi padre sin padre y con tantos padres elegidos. Desde la más temprana infancia, estos señores se avocaron a la tarea de dar consejos tales como ser libre, paladear de la vida y mirar con irónica ternura a quienes se creen cultos por ostentar títulos de nobleza.

jueves, 6 de septiembre de 2012

Trastiendas del horror


Casas marcadas, por el dolor.
El aire huele a miedo.
Es en vano que pintes sus paredes de blanco inmaculado.
Lo oscuro permanece.

(“ Vaya con la casa, que despide viento"” 
L.A.S)

viernes, 31 de agosto de 2012

Amo


El perfume del jazmín en primavera.
Los ángeles vigías.
La más maravillosa música.
A los que cosieron mi ropa, mis zapatos.
A los repositores de supermercado.
A los mendigos y las mendigas.
A los cartoneros, los arqueólogos, los buscadores de perlas en ferias suburbanas.
A los vendedores ambulantes,  los jipis sobrevivientes, los que se empeñan en guerrilas inexistentes.
A los ocupantes ilegales, a los fumadores ilegales, a los amantes ilegales.
A los putos y a las putas.
A los que esperan encontrar un billete de cien pesos en la calle.
A los más feos, a las más feas.
A los lectores de diarios ajenos.
A los expendedores de destinos favorables.
A los trashumantes.
A las fronteras.
A las polleras de las cholas y a sus trenzas. Al ajo y al limón.
A los que cantan cada mañana en mis oídos, o cada noche, da lo mismo.

martes, 21 de agosto de 2012

Electra


Por esos extraños designios del destino, de dios o del azar, mi vieja nació en Argentina.
Sus padres, sus hermanas, sus tíos eran españoles.
Sus padres, sus hermanas, eran anarquistas.
Por esos extraños designios del destino, de los hombres pero no del azar, mi vieja nació a la pasión por la justicia. También en el amor a la belleza,  a las preguntas y a la libertad.
Le pusieron Electra para que no sea una más. Para que donde vaya sea un rayo fulgurante.
Electra ilumina a su paso todo lo que transita.
Será por eso que la rodean ángeles y desangelados, desamparados y mujeres sin rumbo. 
Mi vieja generosa tiene luz para todos, y para rato.

lunes, 20 de agosto de 2012

The inner light

Bondi repleto.
El chofer sugiere: - "Corriéndose al interior".
En ese momento, Harrison susurra  que es posible "llegar sin viajar, mirar todo sin ver..."
Y el recorrido se transforma.
"Arrive without travelling
See all without looking
Do all without doing".
( The inner light. G.H.1967)

viernes, 10 de agosto de 2012

Objetos perdidos en Bajo Belgrano

"Bajo Belgrano, amor ascendente
es ella quien te busca donde vos no estás...L.A.S"

Para evitar los malentendidos de las palabras, Luisa y Alberto decidieron comunicarse a través de objetos estratégicamente ubicados al descuido en las calles del Bajo Belgrano.
Entonces, ella dejó caer un pañuelo perfumado en una esquina indicando "mordeme el cuello" y al levantarlo Alberto comprendió: "sonate los mocos".
Para insistir en su búsqueda, él  abandonó un chaleco de lana en medio de la calle Zabala: "quiero el calor de tu cuerpo, Luisa". Ella lo vió y entró en cólera: "sos gorda, tapate".
Respondiendo a la supuesta afrenta, colocó un par de anteojos en un trozo de asfalto en el cordón de la vereda: "no me estás viendo, Alberto". En vano fue intentar convencerlo,  aseguraba a sus amigos, "me está diciendo: cuatro ojos, rajá de acá".
De este modo pasaron los años, pensándose, intentando un encuentro, dejando marcas.
Objetos extraviados, equívocas señales del amor.
"y vos estás tan sólo
loco, iridiscente
tu ropa está vacia...
y ya nadie te escucha nunca."
L.A.S


jueves, 2 de agosto de 2012

Puta

Llueve.
El gordo le pregunta a la Trixi si le gusta ser puta.
La Trixi lo mira:- Puta no se es, ricura, es un laburo y un laburo de mierda.
Hace rato que la lluvia no es torta frita y mate. Que es una noche sobre Pavón a pura merca para bancar la espera. Para que tipos, como ese gordo gil, le den un mango, se vacíen en ella y cuenten en el bar, que las putas son putas porque les gusta.

martes, 31 de julio de 2012

Miamor


Esos días luminosos del alma, esos días en que la vida guiña el ojo izquierdo, aparece mi amor

Son los choferes  mi amor de 1,25
Las ancianas mi amor
Un mendigo  mi amor en el andén
Hija mi amor bailemos
Los astronautas mi amor
Mi amor cajero automático deme múltiplos de 10
Un gato mi amor que maulla al aire
Una voz que canta que, mi amor, no se va a llamar.
("estás prohibida, pasenla en la radio"...C.G.M)

sábado, 28 de julio de 2012

Acerca de los objetos inanimados

LAS LLAVES



No pretendo disuadir a los estimados lectores de una verdad incuestionable. Se sabe desde tiempos inmemoriales que las llaves tienen vida propia. Suelen jugarnos bromas y somos víctimas de sus caprichos. El caso paradigmático es la súbita desaparición de las mismas en el preciso momento en que deseamos o necesitamos – que no son sinónimos pero valga  la analogía- salir. Las consecuencias son diversas, desde quien salvó su vida por llegar cinco minutos tarde hasta quien perdió esa cita ansiada porque las llaves decidieron permanecer ocultas en el fondo de un saco, mudas.
Las llaves más jodidas son esas que abren o cierran lugares asombrosos como la inspiración de un poeta, el baúl de un mago o la caja de Pandora.
Las llaves pueden encerrar secretos a su antojo, impedir negocios, torcer destinos.
Por eso, casi siempre, mi puerta está abierta. Le temo menos a los ladrones que a perder la libertad.

miércoles, 18 de julio de 2012

Lista de espera


"Ya no te espero.

Porque de esperarte hay odio
en un noche de novios,
en los hábitos del cielo,
en madre de un hijo ciego.
Ya soy ángel del demonio"
Silvio dixit

Mientras esperaba que se desocupara el baño de damas del bar, advirtió que, otra vez, había sido puesta en una lista de espera.
Recordó entonces las innumerables esperas de su vida, impuestas, no elegidas. Aquel señor que le pidió que lo esperase, que se separaría ese mismo año. Aquel aumento de sueldo prometido para dos meses. Los resultados del análisis. La fila del banco. El pasaje de avión. La respuesta a su pregunta. La cura de la enfermedad.El bondi.
Recordó también entonces que los sucesos más intensos de su vida habían sido  inesperados. Un beso en una noche helada. Un viaje al otro lado del mundo. Una canción una tarde de sol. Un hijo. Una muerte súbita. Un amor de primavera. El calor real de un abrazo.
Decidió entonces tacharse de todas las listas de espera. Se puso el tapado largo, las botas mas altas y salió
Ya no espera. Está lista.

lunes, 16 de julio de 2012

Acerca de los avatares de la belleza


En el lago Coypasa  allá por los confines de los Andes, dicen que hay una isla redonda. 
En la isla redonda hay árboles, pájaros, flores y aromas exquisitos. 
Los Chipaya saben, porque así se los han enseñado sus padres y sus abuelos, que hay días en que no se debe mirar tanta belleza. Esto trae peligros aterradores. La belleza tiene costados demoníacos.
Se cuenta entonces, que en una de esas tardes prohibidas, pasa un hombre joven y en lugar de dar vuelta la cabeza, se queda embelesado mirando el paisaje y así mirando ve salir una joven hermosa. 
Pero la muchacha desaparece. El joven la  espera.  Cada vez que ella sale, él entra. El joven  Chipaya no puede apartar la mirada.  Nunca más.
En vano hacen curas sagradas. Ahora con la mirada perdida y el cuerpo vago, sólo atina a permanecer. Agoniza en una espera eterna.

viernes, 29 de junio de 2012

Dios de la adolescencia

Cuando corrés desmesurado para escuchar el bis de un concierto.
Cuando cantás frente al espejo como si estuvieras en el estadio.
Cuando mirás la luz de la luna y abrís los brazos tratando de atrapar el lado oscuro.
Cuando te reís sin saber por qué, pero con ganas.
Te das cuenta que los almanaques son mentiras y que estás intacto.
Y todo huele como un espíritu adolescente.

miércoles, 13 de junio de 2012

Cinema verité

Aunque sus documentos digan otra cosa, esta noche son Wendy y Peter Pan.
No importan sus nombres.
No importan sus fechas de nacimiento.
Hoy vuelan. Se sostienen volando con el hilo invisible de la mirada.
En un giro él se sienta a sus pies y ella es su reina.
En un parpadeo, la gente desaparece. Están solos, dibujados en la sonrisa insinuante que acompaña cada gesto,  cada palabra.
Como en los cuentos para chicos, un beso cierra esa noche mágica. Nada más.
( y yo estoy en cualquier planeta...C.G)

domingo, 27 de mayo de 2012

Pato trabaja en un supermercado


Es domingo temprano y Pato tiene que fichar a las ocho.
El más chiquito no lo dejó dormir en casi toda la noche. Ése, el que vino de sorpresa.
Su mujer le dice que lo que gana es una mierda que no alcanza y Pato, para no escucharla se toma casi media damajuana.
Pero el pibe llora, y eso no se tapa con vino.
Se calza el buzo blanco que le hacen poner en el super, y con la cara hinchada, desea buenos días a la primera clienta que, no pudo dormir en toda la noche porque el quía vino otra vez borracho y gritó hasta la madrugada llamando a su mamá.

¿Qué puedo hacer? ¿Qué es mi vida?
¿Qué es este mundo? ¿Qué soy yo?
( Moris)

jueves, 17 de mayo de 2012

Clics modernos

( La mas hermosa niña del mundo, 
puede dar sólo lo que tiene para dar
y mucha cuchillería
para mi amor, esto está muy shangai
I.S).

Dicen que los caballeros las prefieren rubias. Será por eso que Yolanda está platinada.
Dicen que los caballeros las prefieren con labios carnosos. Será por eso que Beatriz rellenó su boca y ya no siente cuando besa.
Dicen que los caballeros las prefieren sin patas de gallo. Será por eso que Claudia se estiró tanto los párpados que duerme de ojos abiertos.
Dicen que los caballeros las prefieren de senos turgentes. Será por eso que Miriam se implantó dos pelotas de fútbol cerca del corazón y, a pesar de su escote, no es lo mismo cuando Pedro le muerde desenfrenado los pechos.
Mary Shelley  se ríe en algún lugar del averno de las novias de Frankenstein.
("Llorando en el espejo te puedo ver" C.G)

lunes, 14 de mayo de 2012

Acerca de los desengaños amorosos

Todos los días, en cada minuto, espero que el amor me sorprenda. 
Cada vez que entro a comprar pan,  al subir al colectivo, en cada puerta giratoria, en el procaz detenimiento con el que me agacho a atarme los cordones. (Debo aclarar que, para la que suscribe, el amor tiene formas caprichosas que oscilan entre dos líneas de chat, una conversación acerca del clima o un beso robado en un andén.)
Todos los días, en cada minuto espero que el amor me sorprenda. 
Pero confieso, casi nunca ocurre. 
En la panadería están los señores de siempre, los colectivos vienen atestados y el detenerme a asegurar los cordones de mis zapatos ocasiona molestias a los transeúntes. 
Como soy una optimista empedernida, sigo en mi espera ansiosa,  convencida que, como diría Pappo, ..."finalmente yo saldré,a la superficie, con ganas de volver a encontrarme... buscando un amor"

sábado, 12 de mayo de 2012

Una mujer se va

( "Ella también se cansó de este sol"
L.A. Spinetta)
Harta de planchar camisas, preparar guisos y comer tibio, Mercedes se fue. Armó una valija chiquita y mientras Alberto miraba el partido y Santi jugaba con la play, salió como salen las palomas del balcón.
Otra mujer entraba casi simultáneamente. Se puso a planchar camisas, preparar guisos, comer tibio, abrir su sexo para que, como un pájaro sin deseo,  Alberto - muy de vez en cuando - desagotara sus conductos en ella.
Pasaron muchos años. Pero muchos. Una tarde de otoño, Mercedes volvió. Miró por la ventana. Alberto miraba el partido. Santi jugaba con una máquina. Una mujer planchaba.
Sonrió. Y fue a mojarse los pies a la luna.

miércoles, 9 de mayo de 2012

Acerca de los hombres mustios

Suelen poblar las filas en los bancos, en los supermercados y en las oficinas.
A diferencia de los melancólicos - quienes tienen la humedad de la nostalgia en su ojos- los hombres mustios tienen la mirada ausente. Sus labios son una línea horizontal. Sus hombros, ligeramente caidos y su cabeza casi siempre mirando al suelo. No se les conoce sonrisa. No se les conoce picardía. No se les conoce ilusión. Suelen estar en Anhedonia, y limitarse a lo mínimo indispensable. La rutina es su principal sostén.
Como soy una optimista empedernida confío en el que deseo los riegue y puedan darle más sentido a su vida que un kilo de azúcar y medio kilo de fideos.

martes, 8 de mayo de 2012

Instantkarmas de la calle


)
Un enano lustra zapatos en el túnel del subte.
Dos adolescentes se esconden detrás de una columna y se besan.
Un hombre solo juega solo al ajedrez en una pizzería.
Una mujer se coloca el celular entre las tetas.
Un teléfono suena con música para pastillas.
Una pared dice que aún la ama y que le dé otra oportunidad.

"El Karma instantáneo te va a atrapar
Te va a mirar directo a la cara"
( John Lennon, Instant Karma)



domingo, 29 de abril de 2012

Acerca de los lectores de bondi

Los lectores de bondi son seres pretenciosos. No se conforman con leer humildemente el Diario Popular y solazarse con la imagen de la chica de la contratapa. Estos lectores tienen veleidades intelectuales. Escogen cuidadosamente los libros que los acompañarán en el viaje. Estos son signos de prestancia, orientan a los pasajeros acerca de sus preferencias literarias y, en muchos casos, tienen una misión ilusoria:  establecer una conversación con una persona del sexo opuesto. De este modo, ese libro sería el anzuelo para la pesca de  un acompañante ocasional que les alegre la mañana y ¿por qué no? la noche.
Por eso, se refugian en los asientos del fondo, y colocan el libro de manera que pueda ser visto por los demás. Leen y esperan. Al llegar a destino, casi siempre descienden por la puerta trasera, solos, ligeramente decepcionados pero con la esperanza de que en el viaje de regreso, hallarán -como en los cuentos que leen- el amor de sus vidas.

viernes, 27 de abril de 2012

La cofradía de la flor lunar

Dicen los que saben que los choferes del turno noche, son cofrades. Eligen las horas oscuras para iluminarse con música. En esos momentos menos bulliciosos, con poco público, manejar un bondi es una excusa para escuchar eso que les gusta,  y el viaje es una road movie.
Tal es el caso del interno 15 de la 102 que cada noche escucha completa la discografía del Indio Solari para beneplácito de algunos pasajeros. Y es posible oirlo cantar ( " Yo soy mis sueños. ¿Y vos? vos sos tu sueño sin fin!"  ).
O el del conductor de la 12  que va de Sumo a Divididos como de Palermo a Barracas. Y repite con los pies rítmicos sonidos en los que se imagina baterista de Mollo.
Los de la línea 8 prefieren a Manal y "caminan una calle sin hablar, Avenida Rivadavia".
Tienen un juramento de honor, nunca pasan cumbia. Y, si alguien los pesca oyendo a Arjona son condenados a trabajar de día y el único sonido permitido es el monocorde pitido de la máquina expendedora de boletos.

domingo, 22 de abril de 2012

Acerca de los riesgos de la convivencia


-         Y dígame Oliverio ¿Cuándo empezó esta sensación?
El Paseo ( Marc Chagall)
-         Al principio era todo fascinación. No me importaban sus extremidades de palmípedo, y hacer el amor volando era maravilloso. Pero después de vivir un tiempo juntos, sus recelos sulfurosos empezaron a irritarme.
-         ¿Cómo?
-         Imagínese Dr. Freud. Desde el cielo, ella tenía un panorama completo de cada uno de mis movimientos y si, por ejemplo, le leía un cuento a mi ocasional compañera de tranvía,  María Luisa arremetía en picada desde el aire, furiosa. Me quitaba bruscamente el libro y lo rompía en mil pedazos.
-         ¿Qué hacía usted en ese momento?
-         Lloraba a chorros, a lágrima viva. Después venían sus labios por entregas. Y yo, que estaba ávido de beber de su boca, sentía tristeza, si, esa es la palabra.
-         ¿Intenta hablar con ella de ese tema?
-          Hemos llegado a un punto en que me molesta su aliento pesticida, su nariz de zanahoria y su cutis de papel de lija. Además, eso prepararme el baño, la camisa, en pleno vuelo hace que mis solapas queden desprolijas.
-         Pero usted no se fijaba en esas cosas, recuerdo.
-         Tal vez antes, ahora …ahora... quiero una mujer que tenga las nalgas a setenta y ocho centímetros del suelo. Y mi María Luisa se me escapa, se me escurre, prefiere volar sola. Creo que ya no me ama, que disfruta de sus vuelos a solas o temo lo peor: que haya encontrado un hombre volador. Me obsesiona el sólo intuirlo.
-         Oliverio, estamos sobre la hora, dejamos acá.

Y el Dr. Freud abrió la ventana, desplegó sus alas y voló.



"No se me importa un pito que las mujeres tengan los senos como magnolias o como pasas de higo; un cutis de durazno o de papel de lija.
Le doy una importancia igual a cero, al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco o con un aliento insecticida.
Soy perfectamente capaz de sorportarles una nariz que sacaría el primer premio
en una exposición de zanahorias; ¡pero eso sí! -y en esto soy irreductible- no les perdono, bajo ningún pretexto, que no sepan volar. Si no saben volar ¡pierden el tiempo las que pretendan seducirme! Ésta fue -y no otra- la razón de que me enamorase, tan locamente, de María Luisa.
¿Qué me importaban sus labios por entregas y sus encelos sulfurosos? ¿Qué me importaban sus extremidades de palmípedo y sus miradas de pronóstico reservado?
¡María Luisa era una verdadera pluma!
Desde el amanecer volaba del dormitorio a la cocina, volaba del comedor a la despensa. Volando me preparaba el baño, la camisa. Volando realizaba sus compras, sus quehaceres...
¡Con qué impaciencia yo esperaba que volviese, volando, de algún paseo por los alrededores!
Allí lejos, perdido entre las nubes, un puntito rosado. "¡María Luisa! ¡María Luisa!"... y a los pocos segundos, ya me abrazaba con sus piernas de pluma, para llevarme, volando, a cualquier parte.
Durante kilómetros de silencio planeábamos una caricia que nos aproximaba al paraíso;
durante horas enteras nos anidábamos en una nube, como dos ángeles, y de repente, en tirabuzón, en hoja muerta, el aterrizaje forzoso de un espasmo.
¡Qué delicia la de tener una mujer tan ligera..., aunque nos haga ver, de vez en cuando, las estrellas! ¡Que voluptuosidad la de pasarse los días entre las nubes... la de pasarse las noches de un solo vuelo!
Después de conocer una mujer etérea, ¿puede brindarnos alguna clase de atractivos una mujer terrestre? ¿Verdad que no hay diferencia sustancial entre vivir con una vaca o con una mujer que tenga las nalgas a setenta y ocho centímetros del suelo?
Yo, por lo menos, soy incapaz de comprender la seducción de una mujer pedestre, y por más empeño que ponga en concebirlo, no me es posible ni tan siquiera imaginar que pueda hacerse el amor más que volando.

( Oliverio Girondo)

jueves, 19 de abril de 2012

Un pibe con la remera de Green Peace

A la hermana Isabel le tocó barrer la vereda esta mañana. Ya es otoño y las hojas amarillas llenan las baldosas de la calle Constitución.
A Hernán la tocó dormir en la vereda esta mañana. Ya es otoño y consiguió un colchón que es más amable que las baldosas de la calle Constitución.
La hermana pasa la escoba suave alrededor del las mantas mugrientas que lo tapan. Lo mira.
Él no se da por aludido y sigue tirado ahí, en el piso, cubierto también por una capa agujereada de las mismas hojas amarillas que la monja desparrama, distraida, pensando que, tal vez, sería conveniente invitarlo a entrar, ofrecerle un mate cocido y compartir su soledad.

( Está dormido, finje que duerme, llega una mosca y se posa en su boca)

martes, 17 de abril de 2012

Días de radio

Mamá - que por ese entonces era mamá y no mi vieja- planchaba en la mesa de la cocina a la hora de la siesta. Mamá odiaba planchar. Por eso, mientras repasaba remeras, camisas y calzoncillos escuchaba la radio.
En la mesa de la cocina al costado de la frazada de plancha, estaba la Spica. De la Spica salía la voz del Negro Guerrero Marthineitz que se reía raro. De vez en cuando me llamaba para que escuchara las canciones de Gabilondo Soler. Y yo, en puntas de pie miraba la plancha deslizarse, mágica, al ritmo de la música.
La radio se convirtió en un elemento omnipresente en mi vida, y hoy, me sigue pareciendo como un salvoconducto de la rutina,  que me retira de esos lugares en los que mi cuerpo no quiere estar, hablándome, cantándome suavecito al oído. Y soy yo la que me deslizo mágica, sobre las avenidas, como la plancha de mamá, al ritmo de la música.

lunes, 9 de abril de 2012

Acerca de los significados de las palabras



Ayer resonó en boca ajena la palabra fracaso.
Hoy desperté – como diría Cerati- con la idea de que estamos colonizados hasta en los rincones  más alejados de nuestro bien amado cerebro y por qué no de nuestra bienvenida alma.
La palabra fracaso tiene como antónimo el éxito. Y no hablo de una marca de cuadernos, sino de la idea de que todo lo que hagamos debe ser exitoso. 
Prefiero hablar de deseos frustrados, de pasiones inconclusas, en lugar de la demoledora situación de fracaso.
Hoy desperté  con la idea de que el fracaso - en mí diccionario - tiene un sólo significado: no intentar.
(Ladran Sancho, señal que cabalgamos)

jueves, 5 de abril de 2012

Acerca de las mujeres con huevos...

La Carola vende salchipapa en la plaza de Tilcara.
La Carola es de esas minas que saben lo que quieren y decidió hacer la suya, a pesar de las malas lenguas.
Porque, aunque en su documento dice que es varón, ella sabe muy bien que ella es la Carola, y que de todos los puestos de salchipapa, en el de ella siempre hay más gente.
Porque los hace más ricos y porque tienen estilo, como su pelo, ligeramente ondulado y  brillante que enmarca su rostro andino, lleno de paz y de silencio.

lunes, 2 de abril de 2012

Acerca de los Hombres Tango


Pueden localizarse en cualquier parte del mundo y muestran su tendencia a partir de los 25 años.
Son esos hombres que se  lamentan todo el tiempo que pueden de las desgracias que han rodeado su existencia: "la mina que los dejó", "el amigo que los traicionó", "la guita que no alcanza" "el rojo perdió el invicto". 
Se regodean en esa queja donde "la vida es una herida absurda", y todo todo todo es malo. Casi siempre sus historias vienen con  moraleja y tienen una fuerte tendencia de decirte "piba" o "pibe" según el caso.
Algunos se refugian en el alcohol, otros en el laburo y otros, en la casa de la vieja.
Se detectan fácilmente, les gustan las melodías en tono menor con letras que confirmen su mirada húmeda.
Aconsejo rajarles a esos melancólicos profundos. Muy pocos saben que son vampiros de energía y que su postura depresiva constante es sólo una excusa para justificar sus inseguridades. 

domingo, 1 de abril de 2012

Acerca de las formas no convencionales de viajar

 Y Nacho vino igual a la procesión, urgido por necesidades del alma.
Él sabe - como yo también lo sé-  que el cuerpo a veces nos juega trampas, pero no es un impedimento para realizar sueños.
Debe ser por eso que,cuando esta mañana forzaron la cerradura de la habitación, no sentí miedo.
(¡ Era yo! ¿No te diste cuenta? Soñé que entraba a la habitación 3 rápido, para agarrar mi siku, la banda ya se iba para el cerro. No entré porque sentí que algo me llamaba desde el pukara....)

miércoles, 28 de marzo de 2012

Calle Sorpresa

Chola de la Calle Sopresa
Patricia Salatino -Acuarela
En Tilcara hay una calle que se llama Sorpresa. Son sólo dos cuadras y
en una de ellas hay una casa anaranjada.
Los que caminan por ella, dicen que es la calle de lo inesperado.
De repente, detrás de una ventana, un perro con anteojos mira en
detalle “El tribuno” de Jujuy. Una chola muestra su portaligas. Un
remolino de azúcar envuelve a los transeúntes y los arroja a las
abejas. Algunos que han pasado más de una vez dicen que las casas se
cambian de lugar, que la casa del Cholo está un día al lado de la
esquina y otro, a mitad de cuadra.
En la calle Sorpresa nadie planifica nada, ni la ropa que va a ponerse
al día siguiente, ni las compras, ni la comida, porque les gusta
sorprenderse a sí mismos, vestidos de arlequines, de musa inspiradora
o de duende europeo.
Dicen que una vez pasó John Lennon otra, Gatica y una tarde se lo vió
al mismísimo Belgrano comprando una Coca Zero en un puesto de
verduras.
Lo cierto es que sus habitantes son libres. En la calle Sorpresa no
existe el reloj, la gente no tiene rutinas y deja que las cosas pasen
así como vienen. No acumulan experiencia porque están convencidos de
que eso los envejece. No tienen expectativas y por lo tanto no tienen
decepciones.
Las sorpresas, ya sean buenas o malas son vividas como algo pasajero.
Como nosotros.

lunes, 26 de marzo de 2012

Laura va


Laura va urgida por el sendero oscuro.
Lo que no advierte es que, a su paso, deja una estela luminosa, porque Laura es, ante todo, una estrella.
Radiante  de energía, de fuego interior, enciende su mirada ante las aberraciones que presenta este complejo mundo en que vivimos.
Laura va. Sin melancolías y con la fuerza de la pasión que, como la fe, mueve  montañas.

miércoles, 21 de marzo de 2012

Mañana de sol...


Nunca fue más hermoso respirar.
El aire huele a incienso y es maravilloso.
Los cerros perfuman la mirada.
Una voz lejana canta que “maldición va a ser un día hermoso”.
Saludo a un hombre andino, quien se sonríe y le comenta a su compañero que, esta mañana, él está más contento.

lunes, 12 de marzo de 2012


Caballero de la quema
Hace años que nos conocemos.
Él hace una moneda en la misma esquina casi todos los días. Se le nota el hambre y alguna temporada guardado.
Hace años que hablamos de la vida y de las desgracias nuestras de cada día.
- Estás más linda - me dijo – Una tarde de éstas te voy a invitar a tomar un café.
Me alejo sonriendo.
La felicidad rodea mi alma cuando pasan estas cosas mágicas.

domingo, 11 de marzo de 2012

Infinitivos maravillosos


Infinitivos maravillosos

“Pero en el salida de sol, puedes sentir que la vida comienza”
(George Harrison, “The Rising sun”: Brainwashed)

Encontrar los anteojos perdidos en el fondo de una bolsa.
Tomar mate en el balcón y sentir el olor a tostadas de las casas vecinas
Ver las nubes deslizarse veloces en un viento tibio, pegajoso.
Dejarme sorprender por unos acordes de guitarra.
Eliminar todo vestigio de melancolía.
Leer por ahí, que el exceso de belleza puede llevar a la locura.
Tener ganas de cantar el salmo nuestro de cada día que dice que la vida comienza en el amanecer.
Sonreir porque sí.

viernes, 24 de febrero de 2012

Muñecas Bravas

La nocturnidad urbana es masculina.
Esto se hace evidente cuando en el 168 pasada la medianoche, una advierte que es la única mujer entre un colectivo repleto de hombres.
Y esta evidencia se refuerza cuando ya en la calle, en las esquinas o en los bares, no hay mujeres solas, hay hombres solos.
Es entonces cuando una advierte que debe caminar unas ocho cuadras en soledad y que la mejor forma de hacerlo es con una marcha continua y sin miedo. Preferentemente con un cigarrillo encendido y cantando en un tono medio.
La falta de miedo es la clave. Porque las mujeres que andamos solas por las calles, no tememos a un asalto, concretamente, tememos un manoseo, una tocada de culo, un pete forzado, una violación.
Es fundamental también orientar la mirada hacia la nada, así como - dentro de lo posible- no llevar faldas esas noches. Una es más vulnerable con pollera, tanto a las intenciones masculinas como al viento.

martes, 14 de febrero de 2012

Be My Valentine...

En la calle Constitución hay una iglesia. En la iglesia, dan de comer a mendigos hombres. Ni un niño, ni una sola mujer.
En la calle Constitución hay mujeres que trabajan, ofrecen un momento de sexo por una guita, un pancho, o una línea de merca.
Eran las once de la mañana cuando el colectivo enfiló como siempre, saliendo de Plaza. Los hombres  estaban ahí, en fila,  con sus bolsos, sus cosas, esperando que abra el comedor.
Eran las once de la mañana  cuando desde la ventanilla, pude ver a esas mujeres, generosas, convidando a esos hombres un rato de cariño.
No sólo de pan vive el hombre.

domingo, 12 de febrero de 2012

Pasar, y dejar pasar.

En un rincón oculto del Barrio de Barracas, las cosas no pasan. Se dejan.
Es extraño como suena, lo sé. Pero en ese lugar exacto, no hay abandono ni explicaciones.
Pasan allí las modas, pasan los autos, pasan las personas por la vida de otra y no hay mas que un desfile.
Muchos sostienen que eso ocurre en las coordenadas en las que las comparsas del barrio se muestran durante unos días y después se deshacen en el aire hasta el año próximo.
Justamente de eso trabajan los pasistas que se preparan para dejar su huella en otros. Otros que ya no serán los mismos después de ser maravillados por sus colores, brillos y rítmicos embrujos.
Dejarse pasar por la sorpresa, y luego sonreir, mirando los lujosos tacos de lentejuelas de Don Juan que esta vez,  se sacó el delantal de carnicero para ser la Tigresa del Sur.

martes, 7 de febrero de 2012

Cómo proceder en las horas malva

Dicen que dicen que en los momentos inclasificables, como la madrugada o el ocaso, hay que tener cuidado. En esos momentos indefinidos es cuando el diablo sale y toma por sorpresa a las muchachas, los niños y se ha visto el caso de algunos animales.
Es por eso que conviene tener un diente de ajo en la solapa, en lugar de una flor, no detenerse en las esquinas y - sobre todo- cantar bajito un tema de Los Beatles. Es el mejor conjuro.

sábado, 4 de febrero de 2012

Crónicas del Huasamayo ( y siguen...)

Pasada la medianoche, la voz se corrió en el pueblo: "Está bajando el Huasamayo". La voz del río empezó a escucharse cada vez mas potente. Un bramido en la noche.
La luna prefirió no mirar. Y la única forma de poder pasar del otro lado era el puente. Era de noche, dije y dije también que estaba oscuro. Y el olor impregnaba el aire. El olor del barro. El olor antiguo. Y la corriente brava que gritaba la presencia de lo más profundo, de lo mas lejano, de la pacha empapada de amor, que rugía y se caía cauce abajo - entregada y potente - a los llamados de la sangre.

miércoles, 1 de febrero de 2012

"Barro, tal vez"


Hoy el Huasamayo, se despertó marrón. O siena, como diría el viejo. 
Tres  brazos fuertes pero estrechos bajan serpenteantes. 
Una pareja se besa en el lecho del río.
Los cerros obscenamente desnudos, se dejan acariciar por las nubes.
Hoy el cielo no duele de celeste.
("Río marrón, devolveme sangre abajo")