martes, 14 de febrero de 2012

Be My Valentine...

En la calle Constitución hay una iglesia. En la iglesia, dan de comer a mendigos hombres. Ni un niño, ni una sola mujer.
En la calle Constitución hay mujeres que trabajan, ofrecen un momento de sexo por una guita, un pancho, o una línea de merca.
Eran las once de la mañana cuando el colectivo enfiló como siempre, saliendo de Plaza. Los hombres  estaban ahí, en fila,  con sus bolsos, sus cosas, esperando que abra el comedor.
Eran las once de la mañana  cuando desde la ventanilla, pude ver a esas mujeres, generosas, convidando a esos hombres un rato de cariño.
No sólo de pan vive el hombre.

No hay comentarios: