miércoles, 28 de marzo de 2012

Calle Sorpresa

Chola de la Calle Sopresa
Patricia Salatino -Acuarela
En Tilcara hay una calle que se llama Sorpresa. Son sólo dos cuadras y
en una de ellas hay una casa anaranjada.
Los que caminan por ella, dicen que es la calle de lo inesperado.
De repente, detrás de una ventana, un perro con anteojos mira en
detalle “El tribuno” de Jujuy. Una chola muestra su portaligas. Un
remolino de azúcar envuelve a los transeúntes y los arroja a las
abejas. Algunos que han pasado más de una vez dicen que las casas se
cambian de lugar, que la casa del Cholo está un día al lado de la
esquina y otro, a mitad de cuadra.
En la calle Sorpresa nadie planifica nada, ni la ropa que va a ponerse
al día siguiente, ni las compras, ni la comida, porque les gusta
sorprenderse a sí mismos, vestidos de arlequines, de musa inspiradora
o de duende europeo.
Dicen que una vez pasó John Lennon otra, Gatica y una tarde se lo vió
al mismísimo Belgrano comprando una Coca Zero en un puesto de
verduras.
Lo cierto es que sus habitantes son libres. En la calle Sorpresa no
existe el reloj, la gente no tiene rutinas y deja que las cosas pasen
así como vienen. No acumulan experiencia porque están convencidos de
que eso los envejece. No tienen expectativas y por lo tanto no tienen
decepciones.
Las sorpresas, ya sean buenas o malas son vividas como algo pasajero.
Como nosotros.

lunes, 26 de marzo de 2012

Laura va


Laura va urgida por el sendero oscuro.
Lo que no advierte es que, a su paso, deja una estela luminosa, porque Laura es, ante todo, una estrella.
Radiante  de energía, de fuego interior, enciende su mirada ante las aberraciones que presenta este complejo mundo en que vivimos.
Laura va. Sin melancolías y con la fuerza de la pasión que, como la fe, mueve  montañas.

miércoles, 21 de marzo de 2012

Mañana de sol...


Nunca fue más hermoso respirar.
El aire huele a incienso y es maravilloso.
Los cerros perfuman la mirada.
Una voz lejana canta que “maldición va a ser un día hermoso”.
Saludo a un hombre andino, quien se sonríe y le comenta a su compañero que, esta mañana, él está más contento.

lunes, 12 de marzo de 2012


Caballero de la quema
Hace años que nos conocemos.
Él hace una moneda en la misma esquina casi todos los días. Se le nota el hambre y alguna temporada guardado.
Hace años que hablamos de la vida y de las desgracias nuestras de cada día.
- Estás más linda - me dijo – Una tarde de éstas te voy a invitar a tomar un café.
Me alejo sonriendo.
La felicidad rodea mi alma cuando pasan estas cosas mágicas.

domingo, 11 de marzo de 2012

Infinitivos maravillosos


Infinitivos maravillosos

“Pero en el salida de sol, puedes sentir que la vida comienza”
(George Harrison, “The Rising sun”: Brainwashed)

Encontrar los anteojos perdidos en el fondo de una bolsa.
Tomar mate en el balcón y sentir el olor a tostadas de las casas vecinas
Ver las nubes deslizarse veloces en un viento tibio, pegajoso.
Dejarme sorprender por unos acordes de guitarra.
Eliminar todo vestigio de melancolía.
Leer por ahí, que el exceso de belleza puede llevar a la locura.
Tener ganas de cantar el salmo nuestro de cada día que dice que la vida comienza en el amanecer.
Sonreir porque sí.