domingo, 11 de marzo de 2012

Infinitivos maravillosos


Infinitivos maravillosos

“Pero en el salida de sol, puedes sentir que la vida comienza”
(George Harrison, “The Rising sun”: Brainwashed)

Encontrar los anteojos perdidos en el fondo de una bolsa.
Tomar mate en el balcón y sentir el olor a tostadas de las casas vecinas
Ver las nubes deslizarse veloces en un viento tibio, pegajoso.
Dejarme sorprender por unos acordes de guitarra.
Eliminar todo vestigio de melancolía.
Leer por ahí, que el exceso de belleza puede llevar a la locura.
Tener ganas de cantar el salmo nuestro de cada día que dice que la vida comienza en el amanecer.
Sonreir porque sí.

2 comentarios:

alfredorosso dijo...

Me conmovió tu blog. Y en concreto, esta entrada, porque, ¿casualidad?, hoy justamente estábamos tratando este tema en La Almohada Maldita. Albricias por el blog! Alfredo

Barracuda dijo...

Gracias Alfredo, a mí me conmovió tu respuesta. En serio, personas como vos hacen mejor el camino de la Pasajera en Tránsito.
Un abrazo