domingo, 29 de abril de 2012

Acerca de los lectores de bondi

Los lectores de bondi son seres pretenciosos. No se conforman con leer humildemente el Diario Popular y solazarse con la imagen de la chica de la contratapa. Estos lectores tienen veleidades intelectuales. Escogen cuidadosamente los libros que los acompañarán en el viaje. Estos son signos de prestancia, orientan a los pasajeros acerca de sus preferencias literarias y, en muchos casos, tienen una misión ilusoria:  establecer una conversación con una persona del sexo opuesto. De este modo, ese libro sería el anzuelo para la pesca de  un acompañante ocasional que les alegre la mañana y ¿por qué no? la noche.
Por eso, se refugian en los asientos del fondo, y colocan el libro de manera que pueda ser visto por los demás. Leen y esperan. Al llegar a destino, casi siempre descienden por la puerta trasera, solos, ligeramente decepcionados pero con la esperanza de que en el viaje de regreso, hallarán -como en los cuentos que leen- el amor de sus vidas.

No hay comentarios: