domingo, 27 de mayo de 2012

Pato trabaja en un supermercado


Es domingo temprano y Pato tiene que fichar a las ocho.
El más chiquito no lo dejó dormir en casi toda la noche. Ése, el que vino de sorpresa.
Su mujer le dice que lo que gana es una mierda que no alcanza y Pato, para no escucharla se toma casi media damajuana.
Pero el pibe llora, y eso no se tapa con vino.
Se calza el buzo blanco que le hacen poner en el super, y con la cara hinchada, desea buenos días a la primera clienta que, no pudo dormir en toda la noche porque el quía vino otra vez borracho y gritó hasta la madrugada llamando a su mamá.

¿Qué puedo hacer? ¿Qué es mi vida?
¿Qué es este mundo? ¿Qué soy yo?
( Moris)

No hay comentarios: