lunes, 5 de noviembre de 2012

Los horribles

Los que no tenemos la belleza al alcance de los ojos aprendimos otros modos de sentirnos bellos. Y la hermosura se transmite en las palabras, las miradas, los gestos.
Los horribles entendimos que puede encontrarse lo maravilloso en los ojos de un pájaro,en las formas de una nube o en la estridente voz de un vendedor ambulante. 
Porque encontramos agradable un abdomen hinchado, narices prominentes, arrugas y canas, cabezas sin cabellos y ojeras pronunciadas es que los bellos se preguntan cuál es nuestro misterio. Pero no pasarán, no les permitiremos el ingreso a nuestra fantástica muchedumbre.

(...Soy perfectamente capaz de soportarles una nariz que sacaría el primer premio en una exposición de zanahorias; ¡pero eso sí! —y en esto soy irreductible— no les perdono, bajo ningún pretexto, que no sepan volar. Si no saben volar ¡pierden el tiempo las que pretendan seducirme!. ..Oliverio Girondo)

1 comentario:

COCO dijo...

Que buena onda que todavía haya quienes se tomen la molestia de escribir sobre esto, con esta perspectiva y tomando las palabras del genio de Oliverio.
Sigo recorriendo
PD: Quisiera agregar algo sobre el cuadro, pero una vez que me largo a divagar sobre Xul me pierdo y estoy laburando jeje la APN