domingo, 12 de mayo de 2013

Huellas en el mar

Sólo yo sé de pasos.
Yo, la hermana silenciada.
Silenciosa y adusta.
La musa inspiradora de sus odios.
El terror de sus noches.
Sólo yo sé de pasos errabundos, perdidos.
Sólo yo sé  tus pasos,  Alejandra, maldita enamorada de la muerte, de profesión poeta.
Avergonzada de mi noble oficio de calmar el dolor en los pies de caminantes y mendigos.
Sólo yo sé de pasos
El paso a la frontera.
El súbito empujón sobre el abismo.
“Vida, mi vida, déjate caer”( Alejandra Pizarnik)

No hay comentarios: