miércoles, 4 de septiembre de 2013

El temblor

Otra vez, fugitiva. 

Le raja al aliento caliente de la puteada.
Escapa al golpe mas o menos certero.
El corazón en dos reclama por la salvaguarda de su cuerpo.
Como en cámara lenta toma las llaves, la plata, el teléfono y escucha  la furia del otro lado de la puerta.
La esperan en los bares donde la gente ríe, bebe y la vida sigue su curso imperturbable.
Hay un infierno que no es encantador.

Y todo duele el doble.
(Tu ángel guardián es, de todos, el mas tonto que hay ...I.S)

1 comentario:

Un punk ignorante dijo...

Muy bueno el blog, te dejo el mio.

http://cordurainsana.blogspot.com.ar/

Saludos, nos leemos.