martes, 7 de enero de 2014

Ulises de los Mares del Sur


(Conozco un empleado medio muerto de pena, enamorado de las sirenas C.G)
Cuentan los viajantes, que en los Mares del Sur  hay un hombre rodeado de bellas mujeres. Ninfas esbeltas que peinan sus largos cabellos con esmero durante las horas del día, danzan  al son de ritmos exóticos y por las noches cantan, cantan, cantan..
Este hombre es impermeable sus encantos. Se refugia en una vieja nave a beber ron y a recordar sus andanzas por los mares del norte.
No se trata de las subyugantes melodías de las sirenas mitológicas,  las mentadas damitas emiten chillidos exasperantes hasta el hartazgo y no hay tapón de cera en los oídos que logre acallarlos. Es imposible silenciarlas. Entonces, como un Ulises moderno, él prefiere privarse de la contemplación de los cuerpos frente la posibilidad de ser presa de las veleidades de las pretenciosas cortesanas.
También cuentan que en la Ribera, al sur de la gran ciudad, hay una mujer de corazón infranqueable a la que ningún hombre puede conquistar, pero eso ya no es parte de esta historia.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me pregunto que pasaría ante un eventual encuentro de este Ulises moderno y la Chica de corazón infranqueable de la Ribera, imagino Huracanes,volcanes en erupción,frio polar y calma para recomenzar nuevamente en un sinfin de catastrofes naturales que en algun momento se detendran...imagino.

Me gustó mucho tu historia Pasajera.!
Un saludo cordial
HB

Barracuda dijo...

Gracias por leerme.
Ulises siempre fue pensaba en Penélope. Vaya a saber...