lunes, 24 de febrero de 2014

Irrupción de la felicidad

No me esfozaré por ser feliz.
Aplicaré el esfuerzo a tender camas, 
lavar los platos, teñirme el pelo.
A la felicidad la espero 
fácil,
devenida
insurgente 
en el sabor del mate esta mañana,
en la lectura de ese par de páginas,
en la contemplación de aquellas flores que saludan desde una maceta abandonada
en el sol
y en esa voz que canta
 a través del universo.
(... nothing s gonna change my world...).

1 comentario:

-GF- dijo...

Sencillamente hermosa la lectura de la espera de ser feliz... gracias, un mimo a mi alma hoy...