viernes, 28 de marzo de 2014

Búsquedas que no cesan

Te busco en cada hombre
En aquel  que hablaba de los libros, 
en el que usaba anteojos,
en el hijo de la madre soltera,
en el ladrón de golosinas,
en el que nació en un conventillo,
en el que cantaba mientras levantaba una pared,
en el filósofo de pacotilla,
en el inmigrante ilegal, el comandante apátrida, algún linyera y el  pintor presuntuoso.
Con todos los fragmentos intento construirte,
armarte como un rompecabezas.
Pero la imagen está desfigurada
Y es un Golem sin voz

Sin vos.

2 comentarios:

Aquellas Pequeñas Cosas dijo...

Comparto el sentimiento de buscarlo, en cada paso, pero siempre esta la esperanza de encontrarlo. Lo doloroso es cuando lo encontraste y ya sabes quien es.. cuando la esperanza se disipa.

Barracuda dijo...

Recuerdo una frase de Dolina que decía que la esperanza estaba en la caja de Pandora, y era otro de los males del mundo....