sábado, 8 de marzo de 2014

Pequeños deseos de una mujer en una noche de verano

Un asiento libre en el bondi.
Una naranja llena de sabor.
Un llamado amistoso.
La brisa de la noche.
La frescura del agua de la ducha.
Un abrazo oportuno.
Que me llamen primera en una fila.
Que un hombre me adivine.
Que el camino me encuentre.

No hay comentarios: