lunes, 20 de octubre de 2014

Los días idiotas

Y hubo días magníficos
donde el amor florecía en las baldosas.
Después vinieron otros
los días idiotas
los que se sobreviven 
No tienen en común nada más que sus letras 
una botella de fernet
y un bretel negro.

No hay comentarios: