miércoles, 26 de agosto de 2015

Ana Clara

Acaso esta tarde estaremos caminando del brazo
Vos con toda tu rebelde belleza
Yo con todo mi dolor sonriente
Llena de tantos arcoíris que se te hacen azabache en el pelo.

Seguro que nos miran con ojos tan estándar que no entienden
de gualichos, de  sombras y de amores a veces tan perros como el nuestro hija mía
Desde tu nombre luz, estás acá,
en fronteras
en rincones fugaces
en alas de águilas 
o de mariposas.

Vos, yo y ese mundo incierto.

No hay comentarios: