sábado, 16 de enero de 2016

UN AMULETO A TIEMPO

La buena suerte tiene la astucia de no anunciarse
 y se trepa a tu piel unos instantes
el  momento será propicio entonces para jugar a tus números
tirar tus dados
cruzar el  puente en llamas
saltar sin red acaso
Pero sin dilaciones

Porque  vuela sin mas
y cuando tomes otra vez de esa copa
el cristal  va estallarte en las manos sin ninguna razón
dejándote atontado
sin la inmunidad repentina de la gracia.

No hay comentarios: