sábado, 16 de enero de 2016

JUDAS MULTIPLICADO

Fue menos que un instante 
y había cruzado la frontera.
Después se arrepintió.
Compró flores
regaló caramelos a los niños pobres
dedicó largas jornadas a trabajos forzados
se dio largas diatribas justificando el acto.
Fue inútil.
Sus ojos ya no pudieron encontrarse
y ese instante tan mínimo
es un puñal
sagaz

eterno
convidado de piedra 
del disfrute.

No hay comentarios: