domingo, 13 de marzo de 2016

NOCTURNO

Esta noche es extraña
No hay moros en la costa
y sin embargo hay demasiada oscuridad.
Temo el aliento desalmado,
la certeza de luz naranja en las rendijas.
el ruido de las llaves en la puerta
y una nota
que dice siempre lo mismo:
no hay perdón.

No hay comentarios: